23 de octubre de 2007

MIS HIJOS



Navegando por los "blog" de la red, encontré uno llamado "Los Sueños de Marco", y al empezar a leerlo, compartí las mismas ideas...y lo único que pensé fue en mis hijos, si mis hijos, siiiiiiiiii ... dos perritos que me acompañan, y en las veces que los castigo o los saco de mi lado por que estoy stresado o trabajando ... esos bellos "hermanos menores" a los que muchas veces no comprendemos y que muchos consideran seres inferiores sin derechos. Se vienen muchas cosas a mi cabeza, mis tres mascotas perrunas que pasaron a mejor vida, Blanca, Dobby y mi querido Balín... mi gallo Carmelo.... y los que actualmente estan conmigo "MATIAS" y "EL FLACO",pero tambien recuerdo y quisiera olvidar, esa vez que comtemple a un salvaje, que no vio mas solucion que aplastar con su camion la cabeza de un cachorro que jugaba en la pista, apesar de que este "ser humano" , sobreparo su camion ... pero al ver al perrito ladrar solo hizo lo ke hizo...animal!!!.
Aquí esta...

"PETICIONES DE UN PERRO"

-Mi vida será de entre 10 y 18 años. Cualquier separación de ti será muy dura.

-Tu idioma y el mío no son iguales, dame el tiempo para entender lo que quieres.

-Confía en mi. Soy incapaz de traicionarte.

-No te enojes conmigo por mucho tiempo. No me encierres como castigo. Tú tienes tu trabajo, amigos, hijos y esposa. Yo solo te tengo a tí.

-Háblame. Aunque no entiendo tus palabras, entiendo tu voz cuando me hablas.

-Sabes bien que como sea que me trates, yo nunca me lo olvidaré.

-Antes de que me golpees, ten en cuenta que yo tengo dientes que fácilmente podrían aplastar los huesos de tus manos, pero elijo no morderte.

-Antes de que me regañes por ser flojo o poco cooperativo, pregúntate si no puede haber algo que me esté molestando. Tal vez no me esté alimentando correctamente, estuve mucho tiempo al sol, o mi corazón se está poniendo viejo y débil.

-Encárgate de mí cuando envejezca. Tú, también, envejecerás algún día.

-Y no me abandones en mi último viaje. Todo es más fácil para mi si tú estás ahí. Recuérdalo, yo te amo.

-Haz para mi como si fuera para ti mismo.

-Yo no tengo la culpa que te vayan mal algunas cosas, siempre te espero con alegría por volverte a ver de nuevo otra vez cuando llegas a casa.

-Tú me elegisteis, yo solo estaba ahí esperando un amigo para compartir mis días nuevos contigo y tus hijos y tus amigos.

-Así como no abandonarías a tus hijos no me abandones a mi, yo no te exijo y te doy todo aún en las malas y en las cosas que no me gustan y te quiero igual que como tus hijos te quieren.

-Enséñales a tus hijos a compartir conmigo y enséñales que no todos somos iguales pero que amamos y sufrimos por igual. Luego ellos enseñarán a compartir a sus hijos y amigos. El mundo ya tiene demasiados egoístas y avaros que no comparten nada y tú lo sabes mejor que yo.

-Yo compartiré mi cama, mi comida y mi abrigo contigo, con tus gatos, aves, monos, osos, o quien sea y ellos aprenderán a hacerlo conmigo porque todos estamos en el mismo barco y debemos cuidar que no se hunda.

Perublogs Tags: